martes, 3 de mayo de 2011

Danzadores de Anguiano



DANZADORES DE ANGUIANO

Los elementos que conforman su vestimenta son:
1. Medias: Blancas y lisas, cubriendo el extremo inferior del calzón y rematadas, como hemos dicho, por la liga.
2. Calzón: Pantalón negro, estrecho, cortado debajo de la rodilla y solapado por medias y ligas
3. Camisa: Blanca, abotonada, con cuellos y puños. Tiene un bolsillo a la altura del pecho, en el lado izquierdo, y en él, grabado el anagrama de la Asociación “Danza de Anguiano”. Nuevamente comprobamos diferencias temporales: ahora se danza con manga larga pero hay fotos antiguas en las que el danzador aparece remangado y aunque en este momento todas las camisas son blancas hubo un momento en que se reservaba el blanco para los días principales de la fiesta y para el resto se usaban camisas azules por ser un color más sufrido. Sin embargo, desde los años setenta a esta parte se venía reservando ese color únicamente para los días principales de cada fiesta; es decir, para el día de la Magdalena y para el día de Gracias.
4. Faja: Azul, con flecos a ambos extremos y una largura de dos metros aproximadamente, se enrolla en la cintura apretándola fuerte para que pueda sujetar el calzón y atar sobre ella enagua y saya.
5. Enagua: Prenda de percal, blanca, con puntillas, que se ata a la cintura con cintas, sobre la faja.
6. Saya: Tela de damasco de color amarillo-naranja, con dibujos ribeteados en hilo blanco (igual a la usada para las fundas de los colchones de lana). Las sayas actuales tienen un vuelo de tres metros de diámetro, fruncido en la cintura hasta quedarse en 85 centímetros, con una pequeña abertura al costado lo que las convierte en muy pesadas para favorecer el vuelo y crear un efecto “campana”. La saya se ata sobre la enagua y la faja, con el cordón que tiene dentro del dobladillo.
7. Ligas: Formadas por una goma elástica blanca y un lacito con cintas de raso estrechas; se sitúan en los brazos, sobre la camisa y a la altura de la rodilla como remate de las medias y sirven de sujeción. En algún documento del siglo XVII se habla de cascabeles utilizados por los danzadores y quizá ocuparan la posición que ahora ocupan las ligas.
8. Chaleco: formado por siete cintas de raso con colores chillones dispuestas horizontalmente; cada una tiene 7 centímetros y van cosidas al chaleco por la parte superior de tal forma que la parte inferior, al ir suelta, permite que se abran y eleven dichas cintas. En la actualidad, son todos iguales; los ribetes –que ahora son azules- en el pasado había también verdes o rojos y los colores de las cintas tampoco han sido siempre los actuales.
9. Mantón: Mantón de Manila con flecos que se ata a la cintura mediante un nudo a la espalda.
10. Alpargatas: Son blancas, con lazo negro y deben tener, forzosamente, abierto el talón para meter en la hendidura la cuerda al atar los zancos.
11. Almohadillas: Son de tela blanca, rellenas de lana merina y se utilizan para amortiguar la presión de los zancos y cuerdas sobre las rodillas. Con el mismo propósito, pero en el empeine, suelen los danzadores colocarse vendas, algodones o pequeñas almohadillas.
12. Zancos: palos artesanales de madera de haya, de 45-50 cm. de altura, labrados dando lugar a cuatro caras planas y acabados en punta . Se atan a las piernas de los danzadores con cuerdas tensadas; llevan una horquilla en su parte superior, donde se encaja el pie y con unas pequeñas almohadillas se ata pie y pantorrilla al zanco. Así, las partes que conforman el zanco son: posapies, tacón, espigas y cuerdas. A modo de curiosidad, existe un pequeño valle llamado Río Zancos en la subida de Anguiano a Valvanera y se cuenta que de las hayas de este valle se surtían los danzadores para construir sus zancos y los palos de los troqueaos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada